Logo

Canarias tiene motivos

Canarias no está contenta. No tiene motivos para estarlo porque el Gobierno de España, liderado por el Partido Socialista, ha incumplido reiteradamente sus compromisos con las islas. Se ha saltado ‘a la torera’ los acuerdos del Presupuesto General del Estado (PGE) de 2018, así como de las partidas que deberían aparecer en los de 2019 fruto del acuerdo sobre el Régimen Económico y Fiscal (REF) y el Estatuto, que no están en las cuentas públicas nacionales que ha dado a conocer.

 

En efecto, lo que se ha sabido hasta el momento del proyecto de Presupuestos Generales del Estado de este año es que la inversión real territorializada en Canarias se estanca y se queda en 283 millones. Promesas incumplidas, convenios sin firmar, fondos que no llegan y falta absoluta de respeto, así se ha interpretado la decisión de Pedro Sánchez de dejar a Canarias a un lado.

 

La pregunta inevitable que surge es ¿Por qué motivo el Psoe de Canarias permite que el dinero de los canarios se pierda? ¿Por qué no alza la voz y exige al Gobierno del Estado, socialista, cumpla con los acuerdos adquiridos con las islas?

 

Los principales perjudicados son los propios canarios que tienen que ver como las obras de mejora prometidas en sus carreteras, infraestructuras hidráulicas y educativas, o en programas y convenios turísticos, no se han realizado.

 

Es mucho lo que se juega Canarias, su presente y su futuro, y, por eso, su presidente, Fernando Clavijo, apoyado por las organizaciones empresariales y los sindicatos de las islas, pide al resto de los partidos que se unan en su reclamación al Estado, en la exigencia de que cumplan con los canarios. En caso contrario, todo el trabajo realizado para renovar el Estatuto de Autonomía y el Régimen Económico y Fiscal (REF), no habrá servido de nada.

 

Clavijo recuerda que no se trata ahora de defender las siglas de uno u otro partido, se trata de defender a los canarios, y en este campo no hay medias tintas. Cuando apenas quedan unos meses para las próximas elecciones, es preciso mostrar las cartas con claridad para que a los canarios les quede claro a quién y qué defiende cada uno. Es preciso dejar muy claro que nadie, ni siquiera el presidente del Estado español, se puede reír de los canarios y perjudicar sus intereses para favorecer los de otras comunidades. Es el momento de levantar la voz y mostrar el desacuerdo y la indignación insular.

 

A veces no es posible tragar con todo. Y Canarias tiene motivos para decir basta.

NoticiasFuerteventura.com